Open your mind to the world

emiratis Dubai

El sitio donde he comido hoy ha resultado toda una experiencia personal, con incomodidad y cierta tensión inicial pero un balance final positivo. Os pongo en situación para que entendáis el asunto.

Es escenario se ubica en la ciudad de Dubai un caluroso día de verano. Tengo por delante una jornada de trabajo con reuniones de cierto nivel que me obligan a vestir traje y corbata. Una vez finalizadas, voy a un polígono industrial para comprar una serie de cosas cuando mi estómago empieza a protestar, miro el reloj y son las 16:15 pm. En ese preciso instante veo desde el coche el típico restaurante “poligonero” de trabajadores. Ni corto ni perezoso aparco y me dirijo hacia el. En el momento en que me iba a quitar la corbata suena el teléfono y mientras atiendo la llamada me olvido de quitármela y entro distraído en el restaurante, el camarero me mira asombrado y me dirige al salón comedor.

Cuando termino la llamada y me concentro en donde me he metido, observo unas 50 personas con piel oscura y ojos brillantes que me miran como si hubiesen visto una aparición. El camarero no sabía donde sentarme, eran filas de bancos con gente humilde con ropas de trabajo sucias, se va a la única mesa que había para dos comensales y le pide a un chico que se levante para sentarme yo y que, al menos no me manche mi inmaculada camisa blanca. Lógicamente carta no había, así que le pido arroz con pollo “not spicy” para evitar problemas, y una botella de agua porque allí todos bebían de unas jarras compartidas y vasos que se enjuagaban en un cubo.

 

Superada la sorpresa inicial me trae un suculento plato y el siguiente problema se planteó cuando pedí los cubiertos, ¿qué cubiertos? “I’m sorry sir, we dont have”, ¡todos comían con las manos!. Me pide que me espere un momento, sale a la calle corriendo y vuelve sonriente con una cuchara de plástico. Para el arroz me sirvió, pero para los pedazos de pollo me arremangué y me integré en la escena y a partir de ese momento se relajó el ambiente y pareció como si todos me aceptasen.

 

El balance positivo del almuerzo: COSTE = 2 € (incluida botella de agua).

 

En los negocios internacionales ocurre algo parecido. Lo que a nosotros nos puede parecer normal en otros sitios puede ser considerado una ofensa. Por ejemplo en esta zona del oriente medio si le planteas a un empresario que te firme una carta de crédito, te mira y te dice “¿Pero es que dudas que te vaya a pagar?”, y ahora ¿Qué haces?.

 

Desde nuestras oficinas hacemos planes de expansión internacional, adaptamos los productos a los mercados, calculamos los costes, la financiación, el posicionamiento, etc,etc,… pero luego hay que salir al mundo real, estar en la calle, sentir cómo te derrites a 45ºC mientras tu cliente sonríe enseñándote sus instalaciones y por supuesto, si hay que comer con las manos, se hace y ya está.

 

Ya escribí en mi anterior artículo Se vende país, que corren tiempos de  … vender, vender; como se ha hecho toda la vida, con el traje y el maletín bajo el brazo cargado de catálogos donde se ensalzan las maravillas de nuestros productos”,  pues ahora le añado algo más, hay que vender adaptándonos a las características del mercado y en un contexto internacional esto puede suponer muchos nuevos e interesantes cambios, que supondrán una experiencia empresarial y de vida altamente enriquecedora que puede ser la clave para salir de esta crisis que nos asola.

 

Así pues, “OPEN YOUR MIND TO THE WORLD”.

El título en inglés del post es porque últimamente este idioma se ha convertido en mi herramienta de trabajo habitual. Recordad que internacionalmente es el idioma de los negocios. Si nos enfocamos por ejemplo a sudamérica por salvar la barrera de la comunicación, puede que estemos cometiendo el error más grande de nuestra vida empresarial. Si sólo disponemos de una oportunidad financiera de salir al exterior hay que disparar al blanco exacto y no equivocarnos por el refugio del idioma.

Recordad que el comercio exterior es para valientes.

Un cordial saludo.

Carlos Ortega.

MBA Economía y Dirección de Empresas
Ingeniero Superior de Montes.

18 pensamientos en “Open your mind to the world

  1. Un artículo enriquecedor Carlos, te envidio de manera sana por la experiencia personal que estás desarrollando, desde mi humilde punto de vista creo que no tiene precio y te va a enriquecer profesionalmente pero principalmente personalmente. De veras, tengo fascinación por ese país que desde el punto de vista marketiniano se ha posicionado como marca premium en turismo y negocios.

    Espero me deleites en un almuerzo de tus vivencias, y nos sigas contando sobre tu enriquecimiento personal, que nos transmites de modo cercano.

    Un fuerte abrazo, mi entrañable amigo. Valiente y tenaz, llegarás muy lejos, ya has llegado ;)

  2. Una experiencia de lo más peculiar, y un caso práctico de marketing mix, no solo tenemos que adaptar nuestros productos a los mercados, sino nuestra forma de interactuar en sus sociedades, como bien dices, tan importante es nuestro producto como nuestra forma de hacer negocios.
    Felicidades por la anécdota y creo que esa es la aptitud para afrontar el éxito, integrarse tanto en las formas de hacer negocios como en la sociedad.
    ‘Donde fueres… haz lo que vieres’
    Un abrazo.

  3. Muy buena la anécdota.

    El mundo es tan grande y tan “raro” que puede pasar que los raros seamos nosotros.

    La inteligencia de las personas, desde mi punto de vista, no se mide por el número de títulos ni su capacidad para resolver problemas matemáticos, sino por su capacidad de adaptación. En un entorno darwinista-empresarial como el que vivimos, no sobrevivirán los más grandes ni los más fuertes, sino los que mejor y más rápido se adapten. A las pruebas me remito.

    Y por cierto, busque usted una buena sombra, amigo!

    Saludos,

    Javier

  4. Hola Willy Fog,
    Un articulo muy bueno el que acabas de compartir con todos nosotros, es de agradecer, que publiques tus vivencias y anécdota, seguro que todo esto te beneficiará en tu carrera, no solo el almuerzo en el poligono, tambien el trabajo y esfuerzo que tu pones en todo lo que haces, no todo el mundo tiene capacidad ni está preparado para sentarse comer tranquilamente y adaptarse a lo que tu viviste, solo a alguien como tu, abierto, inteligente, buena persona y humilde le salen las cosas asi.

    Por todo eso y mucho más, te felicito, y te deseo un buen futuro que es el que te mereces por tu valentia y sacrificio.

    • Hola Isabel,

      es la primera vez que escribes algo en el blog, muchas gracias. Pero se nota un poco que eres mi mujer, je,je,… Es que la distancia es muy mala ¿verdad?

      Un beso grande y gracias a Angel, Domingo y Javier por sus respuestas.

      Seguimos en contacto.

      Carlos Ortega

  5. Muy buenas Carlos y demás, es la primera vez que apoto algo a este blog pero es que me llamado mucho la atencion este articulo y sus comentarios. Verdaderamente es difícil aportar algo mas, después de los comentarios de Carlos, Ángel, Domingo, Javier y por supuesto Isabel.
    Quiero incidir en tres cosas primordiales que han comentado, “donde fueres haz lo que vieres” “subsistirá el que mayor capacidad de adaptarse tenga” y como no “el mercado exterior es nuestra única salida”

    Seguro que todos conocéis el texto “quien se ha llevado mi queso” pues esa es la realidad de la economía española, pero por desgracia todavía son muchos los que no quieren ver la realidad. Los españoles estamos altamente cualificados y preparados para salir al exterior, pero nuestra gran barrera somos nosotros mismos, pues no nos lo terminamos de creer y con miedo ningún acción tiene éxito por mas inyección económica, apoyo de marketing, estudios y análisis hagamos, siempre el resultado será el mismo, miedo e inseguridad = fracaso.
    Son miles de personas las que están preparadas para afrontar hoy en día esa maravillosa e impagable formación que se llama mercado exterior, internacionalización PERO ATENTOS no de empresas, sino de las propias personas, mientras estas no den ese paso las empresas por mas que quieran no podremos afrontarlas con realidad y garantía de éxito.

    Por ello Carlos mi mas sincera enhorabuena, primero por el paso que has dado y segundo por tu planteamiento personal y laboral que as adoptado frente a esta nueva experiencia en tu vida, sigue así y el éxito se rendirá a tus pies.

    Un abrazo a todos y y recordar el mundo entero esta esperándonos, no los hagamos esperar mas de la cuenta u otros ocuparan nuestro lugar.

    • Hola Daniel,
      bienvenido al grupo. Muchas gracias por tu comentario en el que transmites energía y optimismo que tanta falta nos hacen en estos tiempos difíciles.
      Coincido contigo en que en muchas ocasiones somos nosotros mismos la principal barrera para emprender y que nos sobra capacidad y valía. Estamos en un momento donde EL EXCESO DE ANÁLISIS PRODUCE PARÁLISIS. No digo que debamos salir a lo loco, pero hay que moverse. El mundo se está quedando sin barreras y “los otros” se están moviendo, te lo aseguro.
      Te espero en el siguiente post.
      Un saludo.

  6. Buenos dias Carlos,
    Te honra la dignidad con la que has vivido y afrontado esta experinecia, y que a la vez quieres compartir con nosotros. Esta es una prueba mas, de que tenemos que ser absolutamente “camaleonicos” y adaptarnos a las circustancias en cada momento.
    Carlos recuerdas que en su dia te hice la sugerencia de leer en los momentos de bajon a Ortega y Gasset, para que el camino hacia el reto fuera mas facil.. pues ratificando la frase de Daniel, “miedo e inseguridad = fracaso”, te mando textualmente este parrafo de Ortega
    “Vivir es no encontrar limitación alguna, por lo tanto, abandonarse tranquilamente a sí mismo … Prácticamente nada es imposible, nada es peligroso y, en principio, nadie es superior a nadie” , La Rebelión de las Masas, Ortega y Gasset. Esta frase, es una de tantas que podriamos referenciar.
    Por supuesto tambien ratifico las palabras de Isabel tu mujer, en el exito, tambien influye en gran medida el ser buena gente y humilde, algo que creo es muy importante y no valoramos en su justa medida.
    Enhorabuena, recuerda que como dice Ortega y yo tambien estoy segura de ello, tendras la recompensa a tu esfuerzo, aunque a veces es una carrera de fondo, pero el resistir, es, lo que nos diferencia a unos de otros.

    Un abrazo para todos, Teresa.

    • Hola entrañable Teresa,
      cómo no recordar esa cita de Ortega y Gasset que me diste en un momento crucial de esta aventura.
      Lo de que nadie es superior a nadie se constata viajando mucho y conociendo mundo, por ejemplo, aquí conducen coches de superlujo personas cuyos rasgos fisionómicos son considerados en España como “inferiores”. Claro allí son minoría e inmigrantes pobres, mientras que aquí son mayoría y muy ricos.
      En cuanto a ser camaleónicos, espera el post en el que publique mi foto con la khandora, seguro que nos vamos a reír un rato.
      Un beso y cuídate.
      Carlos.

  7. Este apuro tuyo me recuerda a otro mío hace miles de medias lunas.
    En Casablanca, anochecido, salimos dos parejas con hambre y sed de camello/a buscando dónde cenar.
    En la penumbra de la medina, vimos desde fuera un patio con luces de 40W en declive y al fondo distintos puestos que parecían bares, olía a chiringuito. El patio estaba animado y la cola que salía hacia la calle presagiaba un festín por Ramadán que, aunque sin llegar al que se estaría dando Hassan II a esas horas, bien podría dejarnos con una sonrisa tipo “no somos listos ni ná, que ojo clínico tenemos para, de un vistazo, averiguar un bar baratito y güeno….”
    Además, la cola, pensamos, indicaba sin duda que allí se comía bien, en un puesto una cosa, en otro sería otra especialidad, un “descubrimiento”, vamos. ¡Y sin guía!
    Nos pusimos a charlar mientras avanzábamos inexorablemente a darnos el lote parental (relativo a padre y madre).
    Cuando llegamos al moro del mostrador, sin mediar palabra, nos largó a cada uno un cuenco de barro más desportillado que la dentadura del Risitas y un puré de lentejas, sémola o qué sé yo, que olía a rancho del Grupo de Regulares de Ceuta nº 54.
    Lo bueno es que no estaba malo, pero nos pusimos más coloraos que un pavo guanteao (dicho lussentino). Estábamos en “Cáritas de Alá nos Conserve la Vista”, rodeados de gente que no tenía donde caerse y, seguro, que más de uno pensó: “qué aspecto de ricos tienen los pobres españoles”.

    Un abrazo, habib!

    Blas De la Torre

    • Hola Blas,
      ja,ja,ja, …esta anécdota es mucho más buena que la mía. Porqué no hacemos un programa de televisión que se titule “Españoles de verdad por el mundo”, sería un éxito garantizado. Cada cual contando sus peripecias con la picaresca que nos caracteriza.
      Pero lo vuestro fue fuerte, tú y tu amigo sois unos galanes llevando a cenar a las chicas. Seguro que ellas tampoco lo han olvidado.
      Un abrazo y cuídate.
      Carlos Ortega

  8. Querido Carlos, qué grande eres. Estoy seguro que cuando vaya a verte me vas a llevar a comer al polígono ese. Mi duda es, ¿hay que llevar servilletas para las manos o nos limpiamos en la camisa?, porque la boca doy por hecho que se limpia con la corbata; en fin, ya me contarás.
    Isabel, un beso para tí y la parejita, y muchos ánimos a los dos, que ésto es sólo el principio de un gran futuro.

    Hasta pronto
    Juanjo

    • Hola Juanjo,
      gracias por tu comentario, el anecdotario de la experiencia emiratí es amplio. En el terreno de la conducción vial también tengo unas cuantas peripecias pero no consigo enlazarlas con la temática de comercio exterior del blog.
      Un abrazo.

  9. AMIGO Carlos, ” lo resalto en mayusculas” por que eres grande como el significado de dicha palabra.
    Bueno, vamos a dejarnos de ponernos “pastelosos” que yo no soy un gran poeta y a mi me gusta decir las cosas que las entienda todo el mundo.
    Tienes los h….. mas grandes que el caballo de Espartero, ” que no se quien es por cierto ese señor”;.
    La mayoria de nosotros ” yo seguramente el primero”, ya hubiesemos cogido el petate y habiamos salido corriendo ante tal avalancha de situaciones tan incomodas para nosotros, pero tú, te metes en un bareto de carretera poligonera, ante la mirada penetrante de toda esa gente….. y ala, como si nada, a jalar.
    Eres un tio grande,”lo se de primera mano” por que he estado “a tus pechos” unos años y eres un fenomeno, con corbata y con mono, y como bien se dice por hay arriba, DE NINGUN COBARDE SE HA ESCRITO UNA NOTICIA, y tu eres un valiente.
    Tu AMIGO Alberto.

    • Hola amigo Alberto,
      gracias por pasarte por aquí. Si nuestros contertulios supieran que mides 1,90 y tu masa corporal excede las tres cifras de peso, no conseguirán entender que te hayas “criado a mis pechos” durante unos años como compañeros de trabajo.
      Amigo de sus amigos y valiente por aportar tu sincero comentario al foro eres tú. Nos vemos por Madrid, por Dubai o por el mundo.
      Un fuerte abrazo.

  10. Estimado Carlos:
    Hacer de la necesidad virtud…esa es la lección que dejas,pero que no se entienda en un sentido peyorativo,simplemente es la adaptación al medio. Justo en ese momento hiciste caso a tu cerebro más primitivo (límbico creo que se llama): Había que comer, y después tu otro cerebro (el cortex),nos lo ha traído en forma de reflexión para que todos los que te leemos hagamos buen uso del sucedido ( y por lo que leo con bastante éxito de crítica y público)
    También encierra la lección del camarero que fué a comprar la cuchara,que nos deja dos mensajes: Está en nuestra mano? pues cuidemos al cliente,tanto a este de la corbata y despistado,como a todos los que están en el comedor. Por otro lado “humanizó” todo el entorno y seguro dejó optimismo en el aire (pesado y caliente, pero aire).
    ¿Seremos capaces de ir a comprar una cuchara?

    • Hola Francisco,
      gracias por tu reflexión. Le doy la vuelta a tu pregunta, con la necesidad que hay ahora en España y la cantidad de cucharas que fabricamos, de palo, de plástico, metálicas, de papel, … ¿seremos capaces de salir fuera a venderlas de una vez por todas?.
      El tiempo se nos escapa entre las manos mientras nos desgastamos en debates intestinos amenizados por deportes varios.
      Un abrazo.

  11. Sin duda es una de las cuestiones,pero el hincapié lo quería hacer más en el hecho de si vamos a saber cumplir bien lo que los técnicos llaman F.E., es decir, Función Empresarial, que no es otra cosa que estar atentos a las oportunidades y ACTUAR.
    Sin duda este “Pan y Circo” nos tiene aturdidos,por no decir otra cosa,pero es nuestro deber mantener un espiritu crítico (traducido:simple reflexión). Si nos queda cerebro, usémoslo sin miedo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>