Pimentel, empresario de “pura cepa”.

Con un porte impresionante, ojos cansados, movimientos suaves y hablar sosegado conocí el pasado viernes 20 de Enero a D. Manuel Pimentel, ex ministro de Trabajo y Asuntos Sociales del primer gobierno de Aznar. Persona carismática donde las haya. Aparte de por su labor como ministro y destacable trayectoria empresarial, fue popularmente conocido por presentar su dimisión del cargo al no apoyar la postura española frente a la invasión de Irak por las fuerzas norteamericanas en la Gerra del Golfo.

El encuentro se produjo gracias a un “almuerzo creativo”, iniciativa de una nueva empresa andaluza constituida por mi compañero y amigo Ángel Osuna, www.sinapsiacapital.com. todo un ejemplo positivo del cambio que estamos sufriendo en estos tiempos de crisis. Foro de debate y discusión de nuevas ideas, formas de trabajo y comunicación en el entorno empresarial. Os invito a que os paséis por su web para comprender un poco mejor de que va este asunto, quizás os pueda venir bien saber que uno de sus principales servicios lo presta como empresa de capital riesgo con financiación netamente andaluza.

En un ambiente cercano y con un auditorio movilizado por la necesidad de una regeneración del entorno empresarial, el Sr. Pimentel hizo un alarde de capacidad creativa enlazando, con maestría y continuidad bajo un mismo discurso, la economía,  sociedad, empresa, cultura, el vino (Montilla-Moriles, por supuesto) y sobre todo, el hombre, como individuo pensante, activo y sensible.

Su primeras palabras fueron rotundas:

- Apasiónate en todo lo que hagas.

de esta manera barrió de un plumazo todos los problemas económicos y sociales que frenan a la iniciativa y el trabajo. Hazlo como hombre/mujer comprometido, convencido , ilusionado en todo lo que hace y por lo que lucha,  con pasión. La situación de crisis que vivimos es mucho más profunda de lo que pensamos, continuaba diciendo, y todavía veremos muchas cosas que ni sospechamos, se trata de un cambio de era causado por la revolución digital y  a la que dentro de quinientos años ya le habrán puesto un nombre para explicar todo lo que estamos sufriendo y queda por sufrir, seguro que no lo llamarán simplemente la crisis económica de principios del siglo XXI.

Explicaba que el carácter épico de la vida, mata o mueres, lo hemos perdido encubierto por el estado de bienestar, ha llegado el momento del cambio de la lírica y sus cantos de sirena a una realidad de aquí y ahora. Como ya teorizó Charles Darwing en El Origen de las Especies, “o te adaptas, o mueres en el cambio” y también que “no sobrevive el que es más fuerte sino el que mejor se adapta”, expresiones de plena actualidad con más de un siglo y medio de antiguedad.

Continuaba diciendo que el buen empresario debe conjugar talento e inteligencia, entendiendo talento como la capacidad de saber hacer algo muy bien y ejecutarlo e inteligencia como la capacidad de planteamiento de diversas opciones y elegir la mejor de las posibles.

Desgraciadamente, según la simple descripción anterior entre ambas cualidades, en el mundo empresarial actual, se valora mucho más la inteligencia que el talento, a su favor,  la persona que dispone de talento será mucho más feliz que el inteligente, porque de dedicará con pasión a aquello que le gusta y en lo que cree firmemente.

En cuanto a la crisis económica actual, aludía al ex presidente de la Reserva Federal Norteamericana, Alan Greenspan, dicíendo “en economía sólo hay dos estados posibles, euforia y pánico, y se pasa de uno a otro sin solución de continuidad“. Pero se producen ciclos, cuando se sube sabemos que tocaremos techo y cuando se baja, se espera que toquemos fondo y España está preparada para tocar fondo. Ya estamos dispuestos a trabajar más, mejor y por menos dinero.

Finalizaba su discurso con un tono optimista aludiendo al individuo per se, a su capacidad de reacción y de lucha para que el día de mañana sea mejor que el de hoy y de esta manera el año que viene sea mejor que el pasado. Estaba comprometido consigo mismo en esta tarea y nos invitó a los demás ha hacer lo mismo, petición que de forma solidaria os traslado a todos vosotros.

Como presidente del Consejo Regulador del Vino Montilla Moriles, intercalaba en todo el discurso con habilidad malabarista alusiones a los beneficios y bondades de estos caldos, fomentando su consumo y la comunicación de su cultura a todos los lugares posibles. Por eso digo que es un empresario “de pura cepa”.

Un cordial saludo.

Carlos Ortega Rubio

MBA Economía y Dirección de Empresas
Ingeniero Superior de Montes

Un pensamiento en “Pimentel, empresario de “pura cepa”.

  1. Carlos, has recogido perfectamente la amena y motivante ponencia de nuestro querido Manolo, como le gusta que le llamen.

    Fue un placer contar contigo, y espero estés en el próximo III Almuerzo Creativo, recogiendo sucintamente el contenido más relevante de la ponencia.

    Como resultado de las sinergias que sucedieron en el almuerzo y posterior Café Networking, se están elaborando varios proyectos empresariales para dar salida al récord Guiness de autocaravanas, junto a otras de las iniciativas que se se publicaron en Sinapsia Capital.

    Gracias por estar ahí!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>